GASTRONOMÍA SALUDABLE/ OTRAS BEBIDAS

Repensando los cócteles sin alcohol

Tengo la dicha de escribirles una vez más. Acá estoy: Carito Fortuna, bartender & tea blender, aficionada al cultivo urbano y estudiante de Herboristería (a dos meses de recibirme amicha, hace dos días el último parcial y preparándome para los finales). Actualmente doy un taller online sobre coctelería holística donde sucede una mixtura interesante entre las hierbas medicinales, el té y el alcohol, mientras promulgamos un estilo de vida naturista. 

Esta vez me encuentro lejos de quererme extender en mi presentación pero pueden visitar un artículo anterior sobre coctelería con té donde hablo un toque más de mí. 

En esta oportunidad vengo a desenmascarar el origen de un término que ha dado lugar a una “familia de cocteles” que actualmente se encuentra en auge.
 

El burlacóctel

Hablamos del “mocktail”. La palabra “mock” en inglés literalmente puede tener varios significados, “burlarse de ” o “imitar a”. Es decir, imitación de cóctel o burlacóctel. En criollo sería: “El gil que no toma alcohol”.
 

Pero, ¿de dónde proviene este término?

La historia cuenta que allá por los años ‘30 en Estados Unidos un bartender en Chasen’s Bar de Beverly Hills lo preparó uno a una niña, que debía ser correctamente agasajada. Esta niña actriz era Shirley Temple, protagonista de diferentes películas emblemáticas de la escena de Hollywood.

Shirley Temple con James Dunn en Bright Eyes

Su labor siempre se destacó: en su adultez se formó como Diplomática y posteriormente fue Embajadora de los Estados Unidos en Ghana y en Checoslovaquia.

Shirley tiene su propio cóctel sin alcohol, la receta proviene de la barra del cóctel lanzamiento de unas de sus películas. Ella era LA estrella infantil y se la debía atender  “como corresponde¨, y ahí  nació esta receta.

Shirley Temple: cocktail sin alcohol

  • 5 partes de Ginger Ale/ o gaseosa lima limón
  • 1 cucharadita de Granadina 
  • 1 cereza marrasquino
  • 1 rodaja de naranja

Receta extraída de la página 246 de “El libro de los Cócteles” de María Constantino.

Servir la gaseosa en un vaso con hielo, agregar la granadina y decorar con la rodaja de naranja y la cereza al marrasquino.


El mundo está cambiando

El confinamiento, la enfermedad y la búsqueda incansable de una cura trajo en este último tiempo una ola saludable muy intensa. La gente ahora no solo quiere verse bien, también busca sentirse bien.

A mi parecer, la mayoría hemos tenido padres o abuelos que han sufrido diferentes enfermedades y nos ha tocado verlos sufrir. Hipertensión, colesterol, sobrepeso, cáncer y demás patologías han hecho que toda una generación ponga en la lupa los hábitos alimentarios. 

A esto se suma que nuestros horarios permitidos para salir se han modificado notablemente en este confinamiento, y nos hemos transformado en clientes mayormente diurnos de todos esos lugares que nos gustan. 

Según investigadores de la UBA y el Conicet, las ventas de alcohol aumentaron durante este confinamiento, de igual manera, hay que destacar que una porción notable del público que ha adoptado hábitos más saludables. Debido a este fenómeno he recibido muchísimos mensajes donde me consultaban sobre licuados detox, y debo decir que muchas personas me escriben como si yo fuera la encarnación de la Doctora Quinn: “Caro, sabes que mi papá tiene colesterol alto” o “tengo hipotiroidismo, qué me puedo tomar para controlarlo sin tomar medicamentos”, “estoy con alergias”, “ quiero controlar la ansiedad”, “sufro insomnio” etcétera los etcéteras. 

Si bien estudio herboristería y estoy a punto de diplomarme en esta hermosa carrera es una gran responsabilidad responder estas consultas. Debido a que la fitoterapia es una disciplina completa donde hay que analizar todos los puntos de salud de esta persona para llegar al origen del síntoma. 

¿Qué ofrece la industria?

Volviendo a lo recreativo y a la respuesta actual de la industria, Diageo ya lanzó un gin 0.0%, es Tanqueray sin alcohol. Este producto está disponible en otros continentes, aún no en Argentina. 

Algunos años atrás, en 2014, nació la compañía británica Seedlip, una destilería que produce sustitutos de destilados hechos a base de plantas para la mezcla sin alcohol. Entre sus más populares productos se encuentra el controversial NOgroni, un negroni embotellado 0.0% alcohol.

Foto de Seedlip

Recuerdo fuertemente su lanzamiento por el gran debate que se generó entre los colegas en nuestro grupo de whatsapp. Abundaban frases como “no tiene sentido” o “que se tome un juguito”. Pero también hubo quienes mostraron aceptación, recordando algún familiar que no puede consumir alcohol o recordando sus momentos de conductor designado abrazando a la gaseosa sin mucha otra opción.  

Además, producen y comercializan kombucha, un ingenioso kit de Expresso MartiNO y demás cositas que los invito a chusmear en su web. Toda esta línea de bebidas, es producida y distribuida por Diageo. Ni lentos, ni perezosos para abanderarse a la vanguardia.

No quiero olvidarme de las cervezas sin alcohol se encuentran hace añares en los supermercados pero no han tenido mucha aceptación del público. Recuerdo la Liberty, una que en mi niñez me daban en las reuniones familiares para calmar mi curiosidad de bebidas.

Lo cierto es que no era para nada rica y menos a paladar de una niña observadora que en búsqueda de sentirse del clan de los adultos, tomaba como ellos. Pero tan expandida se ve la industria de la cerveza en los años que corren que espero de corazón que alguna birrería artesanal tenga el amor de hacer una cervecita sin alcohol de buena calidad.  

Lo que sí está en furor y vemos que tiene muy buena recepción entre bartenders y clientes son las kombuchas, kefires, licuados e  infusiones. También veo un fuerte aumento en el consumo de té. 


Un no-mocktail: tisanada

  • 2 cm de Jengibre
  • pieles de 1 limón sin albedo(*)
  • 1 cucharada de hojas de stevia 
  • 1 cucharada de artemisa
  • 250 ml de agua segura
  • 15 ml de jugo de limón
  • 3 dash de tintura madre de valeriana

Vamos a proceder a la decocción del jengibre. Esto es, 5 minutos en el agua hirviendo con el jengibre pelado y en moneditas o picado. 

Pasados los 5 minutos, retiramos del fuego y agregamos los demás ingredientes. Dejar infusionar durante 5 minutos,y filtramos. Asi como está, ya es una delicia que pueden disfrutar fría o caliente, peeeeeeeeero si le agregan el toquecito de limón y lo llevan a la coctelera con hielo les aseguro que lo van a amar mucho más.

Se sirve en taza, reutilizando las rodajas de jengibre cocidas. 


Tintura Madre de Valeriana

Se puede lograr macerando 200 gramos de valeriana por litro de alcohol durante un mes, momento en el que se filtra . Tiene una vida útil recomendada de 3 años desde su filtrado.

Para los que no conocen, la valeriana es la una planta perenne con propiedades sedativas y ansiolíticas. Como el uso de la planta es libre y no tiene contraindicaciones, podemos aprovechar sus beneficios tanto en infusiones como en tinturas madre para aquellos momentitos de mercurio retrogradando de ansiedad y manojo de nerviosismos jijiji. 

Quiero confesarles, una de mis películas preferidas es “El club de la pelea”, esto debido a mi profe de teatro que siempre traía como referencia alguna de las escenas o partes del guion en clase. 

Hay una escena en que el personaje de Edward Norton recurre a su psicólogo y le dice que no puede dormir, Entonces, su médico le dice que tome té de valeriana, y Edward (bah, el narrador) se enoja y le dice que esa no es medicina para un enfermo de verdad como él. Lo cierto es que las construcciones sociales nos llevan a pensar que una planta no es suficiente remedio cuando tenemos un síntoma de gravedad. 


¿Y si resignificamos los burla-cócteles?

¿Les parece que cada vez que una persona quiera pedir un cóctell sin alcohol deba usar la palabra burla o imitación? O peor aún: virgen, un “Virgin Mojito”. ¿¡En serio!?

Debería haber un término diferente y capaz de catalogar a un cóctel sin alcohol con el mismo respeto que merece cualquier bebida que podamos consumir. A vos, ¿ se te ocurre algún nombre para llamar a estas recetas?

La consigna es clara: estamos buscando una nueva forma de llamarle a estos preparados.
 
Queremos que todxs los bartenders que conozcamos puedan participar y ni bien recolectemos todas las propuestas haremos una votación. Desde las cuentas de Instagram de Chicas Barra y Caro Fortuna para poder renombrar las mezclas sin alcohol.

Newsletter

Suscribite al newsletter

Posts que también te pueden interesar