CÓCTELES

La historia del Dry Martini

Hay efemérides en el mundo de la coctelería también. Esta vez, nos sirve como excusa para intentar entender la historia del Dry Martini. Para llegar a la receta actual de este clásico famoso a nivel mundial, tuvimos que repasar las recetas de otros, como el Manhattan y el Martinez.

¿Por qué se celebra el Dry Martini Day el 19 de junio?

Porque con un poco de ayuda de algunos amigos del departamento de marketing podés construir una efeméride. Los amigos de Belvedere, la marca de vodka, organizaron hace 7 años un brindis global un 19 de junio. No, en verdad no son mis amigos, no los conozco. Sí, esos Martinis eran con vodka.

Conversamos acerca del tema vodka vs gin y batir vs refrescar en un episodio de Ricos y Famosos, el podcast sobre cócteles emblemáticos que hicimos con Jopi Heinz.
 

Veamos la línea del tiempo

La definición de “cocktail” que se publicó en “The Balance Columbian Respository” en 1806 decía que era una mezcla de destilado con azúcar, bitters y agua. En ese momento histórico y por buena parte del siglo XIX los “cocktails” fueron un tipo de bebida de las que se preparaban mezclando bebidas alcohólicas en bares. Otros eran los Flips, los Egg Noggs, los Juleps, los Cobblers, Crustas y más.

Entonces, uno podría haber pedido un “whisky cocktail” o un “brandy cocktail” y le hubiesen servido algo relativamente parecido a lo que luego pasó a llamarse Old Fashioned. La cosa era mucho más simple en ese entonces: se anteponía el destilado a la familia de bebidas y ya estaba el nombre. Brandy Crustas, Rhum Flip, Sherry Cobbler. 

El caso del Dry Martini es que vino cien años después a consolidarse casi como lo conocemos ahora.

Su antecesor directo es el Martínez, (gin, vermut dulce, marraschino y bitter), cuyo predecesor fue el Manhattan (whiskey americano, vermut dulce y bitters).

En “The Modern Bartender”, el libro que O.H. Bryon publicó en 1884 la receta de Martinez figura directamente como un Manhattan con gin en vez que whisky. 

En la segunda edición de Bartender’s Manual de Harry Johnson que se publicó en 1888, aparece un tal “Martini”. Pero resulta que era dulce: llevaba old Tom gin, vermut rosso, curacao, syrup y bitters.

Que sea seco, por favor

Dónde está lo seco del dry martini
Mi cara cuando me explicaron que un Martini “bien seco” no se preparaba con más vermut seco que lo usual, sino con más gin. The sugar is IN the vermouth.

Como el Martini era dulce, hizo falta anteponer la palabra “dry” para referirse a algo más parecido a lo que hoy en día llamamos Dry Martini o a veces, simplemente Martini.

En “American Bar Recettes des Boissons Anglaises et Americaines” (si sentís que es jodido que te aumenten el monotributo de forma retroactiva, no sabés lo que es escucharme a mí pronunciar eso), el libro del señor Frank Newman -quien supo ser bartender del Ritz de París- aparece la receta casi, casi actual.

Receta de Dry Martini de 1904
Extracto de American Bar Recettes des Boissons Anglaises et Americaines de Frank Newman, disponible online.

Para preparar un Dry Martini, Newman propone mezclar bitter Angostura o de naranja con partes iguales de gin y vermut seco, refrescar, servir en una copa y decorar con cereza, piel de limón o aceituna, según quiera el cliente. 

Si el cliente es Mati Dana va a decir que lo quiere con aceituna pero que a él las cerecitas al marraschino de mentira, aunque sean artificiale’, le gustan mucho.


Acuerdos y desacuerdos en la actualidad

Le preguntás a 3 bartenders con qué proporciones preparar un Dry Martini y vas a tener 4 respuestas (avisen cuando ese chiste esté demasiado gastado, porfa). En eso no nos ponemos de acuerdo.

Coincidimos en que lleva gin y vermut seco y, en que al menos la mitad tiene que ser gin -eso sería un 50/50 Martini- y si es posible, más.

El bitter ya casi no se usa, al menos no por defecto. Lo usual es que si pedís un Dry Martini en un bar te preparen una mezcla de gin con vermut seco y aceitunas. En buenos escenarios, lo perfumaron con limón (capaz que eso no es un buen escenario, sino nomás como me gusta prepararlo a mí) y las aceitunas no tienen carozo.

En el Dry Martini Bar de Javier de las Muelas en España lo preparan con bitter de naranjas. Me gusta la idea. ¿Sabés por qué no fui cuando estuve ahí nomás? Porque pensé que iba a poder volver. *Shanto de bartender sobre el teclado*

¿Acaso usted no es bartender, señorita?

Te comparto la receta que mostré durante el vivo con Marce. Los ingredientes son fáciles de conseguir, así que si lo probás, me encantaría que me cuentes qué te pareció.

Dry martini con hesperidina
  • 60ml gin
  • 30 ml vermut seco
  • Gotas de Hesperidina 
  • Aceitunas sin carozo

Refresqué todas las bebidas en un vaso de composición lleno de hielo en cubos, colé y serví en una copa coupé fría. Luego sumé aceitunas sin carozo en un pinche.


Si querés ver el vivo en el que conversé con Marce Rienzo de Cocineros Argentinos, quedó grabado. Dura media hora y también es sólo escuchable, por si sos del team del multitasking y de asumir el riesgo de que se queme la comida.

Newsletter

Suscribite al newsletter

Posts que también te pueden interesar

USD Dólar de los Estados Unidos (US)