RECETAS

Hot Toddy: el cóctel caliente de este invierno

Dicho eso, si lo pensás no es tan raro que haya habido cócteles calientes y que hayan sido bastante populares en algún momento de hace un par de siglos. En la actualidad el hábito no es tan usual peeeero, en bares copados a veces hay algún old school lover que pone en carta alguna joyita.

Basta de suspenso: ¿qué lleva?

Algún destilado con paso por madera, azúcar y agua caliente. Generalmente se le suma nuez moscada rallada arriba, aunque sin ella igual cuenta como Hot Toddy. Voilá. Es un punch* caliente sin el ingrediente cítrico.

Tema bebida alcohólica: single malts intensos van muy bien, rones jamaiquinos también, coñac va, bourbon bueno, ginebra bien. Vodka, gin estilo London dry, ron claro, mejor no.

Buena parte de la magia de esta bebida es que no lleva ingredientes perecederos, así que deberías tener todo lo necesario para prepararte uno incluso en un camping o la cocina de un barco. 

*Típico que faltaste a esa clase y no tenés ni idea de a qué se refiere la doña con esto del punch. Los punch son viejísimas mezclas que llevan algo fuerte (destilado), algo suave (agua o té), algo dulce (azúcar u óleo saccharum), algo cítrico y algo especiado.

El maestro se ha pronunciado

Tapa de la versión digital de Imbibe! Updated and Revised Edition: From Absinthe Cocktail to Whiskey Smash, a Salute in Stories and Drinks to “Professor” Jerry Thomas, Pioneer of the American Bar

David Wondrich, se pronunció muchas veces a este respecto. En su escritura Imbibe! Updated and Revised Edition: From Absinthe Cocktail to Whiskey Smash, a Salute in Stories and Drinks to “Professor” Jerry Thomas, Pioneer of the American Bar  tiene dos frases que me quedaron en la mente y repetiré cada vez que haga un Hot Toddy de aquí en más y los exhorto a que ustedes las utilicen también:

  • “El toddy es un cóctel simple, igual que un trípode es un dispositivo simple: si le sacás una pata, se cae, pero si lo armás bien, puede sostener todo el peso del mundo”.
  • “Bajo las circunstancias correctas, un Hot Toddy -particularmente uno construido sobre la base de un buen whisky de malta de Highland-  es una de las señales más claras de que existe un plan providencial para la humanidad”. Esto se parece bastante a decir que cuando te tomás uno de estos sentís que dios existe, que no es poca cosa.

Las dije incluso sola en la casa, no a modo de mantra, sino porque hice un video mostrando cómo prepararlo para subir a mi IGTV. Cada vez que hago algo en IGTV o lo menciono aparece en mi mente el Sr. Burns con el gorro de lana. Soy muy mayor para entender Tik-Tok y muy joven para quedarme en Facebook, así que explotaré todas las nuevas funcionalidades de Instagram aun cuando no las entienda del todo y aparezca cortada en el feed y todo eso.

Este va al museo

El Hot Toddy y el Toddy sin calentar son notablmente anteriores a la aparición de la palabra “cocktail”, ya se tomaban a partir de 1750 y su consumo se estiró hasta principios de 1800. Puede que urgando en libros viejos los encuentres con otros nombres, que se refieren a la misma mezcla: Sling, Skin o Bombo, por ejemplo. Me hubiese gustado que trascienda con el nombre “bombo” así la situación de pedirte uno caliente en un bar se transformaría en una escena notablemente más divertida. 

Lo hice así

  • 60ml blended scotch (usé Johnnie double black)
  • 1 cucharadita de azúcar de mascabo
  • 120ml agua caliente (no hirviendo)
  • Nuez moscada rallada 

Primero que nada, le puse agua caliente a la taza para atemperarla y que después el líquido no se enfríe tan rápido. Cuando lo hice se quebró el vidrio, porque estoy en una racha muy intensa de rotura de vajilla. En esas mismas tazas hice muchos Hot Toddies en un bar y nunca tuve un problema. Así que, segundo que nada, agregué agua caliente a una taza de porcelana y luego la descarté (al agua, no a la taza).

Puse en la taza el azúcar y un chorrito del agua caliente. Revolví para disolverla y después agregué el whisky y el agua caliente. Para terminar, le rallé un poquito de nuez moscada por encima.

La precuela

En el invierno 2019 también hubo correo sobre cóctel caliente. Fue el turno del Hot Buttered Rum que todavía sigue siendo una gran apuesta, aunque más laboriosa. Esta receta en particular es una joyita. Imaginate lo bomba que queda la mezcla de ron oscuro, azúcar, manteca, vainilla, agua caliente y no me acuerdo qué más.

Newsletter

You Might Also Like